Blog de psicología

!Mejora tu vida ahora!

10 consejos para reducir el estrés por las mañanas

El trabajo, la escuela, la universidad, las tareas, el tráfico, son solo algunas de las ideas que se nos cruzan a la mañana y que nos generan estrés. Los compromisos siempre van a estar ahí, por eso lo que debemos hacer es tratar de organizar nuestro tiempo de la mejor manera posible para que el nivel de estrés sea mínimo o nulo.

A continuación presentamos 10 cosas que podemos hacer para reducir el estrés en las mañanas y que sin duda harán que tu día sea más productivo y menos estresante, aunque siempre se tengan obligaciones.

Rutina organizada
Hay cosas que ya sabemos desde la noche anterior que vamos a hacer en la mañana. Por eso, dejar organizado lo del desayuno de manera que no tengamos que salir a comprar a última hora, o dejar las llaves en el lugar donde no las vayas a olvidar –y sobre todo las vayas a encontrar fácilmente– son algunos de las cosas que podemos hacer a la noche y que nos harán una mañana más productiva.

Día realista
Muchas veces pensamos que el día tiene más de 24 horas y que podemos hacer todo lo que se nos pasa por la mente, y si bien somos capaces de hacer todo lo que nos proponemos, el día no es interminable y nuestro cuerpo y mente nos piden descansar; por eso, nada mejor que organizar un día en el que podamos cumplir todo lo que nos proponemos hacer.

Dejar de lado aquello que nos molesta
Si el despertador tiene un ruido insoportable, si la máquina de afeitar nos daña la piel o si la cafetera no siempre funciona bien, entonces hay que cambiarlos. Si las cosas no funcionan bien, seguramente nos van a causar estrés, por eso es mejor prescindir de aquello que no nos es útil.

Dormir bien
Suena fácil, pero muchas veces las preocupaciones nos llevan a pasar la noche intentando resolverlas vanamente, y evitando que nuestro cuerpo y mente descansen como es debido. Por eso, recuerda que, en las noches, lo mejor que puedes hacer por ti y tus compromisos es dormir.

El agua es salud
Tomar un vaso con agua cuando recién nos levantamos elimina las toxinas de nuestro cuerpo, además estamos hidratados, lo que permitirá que realicemos nuestras actividades sin necesidad de exigirle demasiado al cuerpo, porque este se encuentra saludable.

Actividad física
Una vez nos despertamos, nuestro cuerpo suele sentirse mareado. Por eso, nada mejor que hacer una pequeña jornada de estiramiento, esto permitirá que nuestro cuerpo comience el día relajado y dispuesto a realizar actividades.

Relajate
Escuchar música o tomar una ducha de agua caliente nos ayudara a relajarnos y tomar las cosas con calma. Recuerda: vida solo hay una, y qué mejor que llevar las dificultades de la mejor manera posible, para vivir más saludable y, por supuesto, feliz.

Organiza tu espacio
El desorden de la casa, además de desorganizarnos las ideas, hace que sea más tortuosa e incómoda la búsqueda de aquellas cosas que necesitamos para arrancar el día. Por eso, el tener nuestro hogar organizado, ordenado y limpio hace que las mañanas sean más productivas y menos estresantes.

Media hora antes
Los tiempos no son los de antes, el tráfico o un imprevisto de último momento pueden generarnos estrés; por eso, si nos levantamos media hora antes no solo vamos a tener tiempo para estirar y relajar nuestro cuerpo, sino que tendremos de sobra para saber cómo resolver los inconvenientes de último minuto.

La vida es corta
No podemos vivir la vida sin responsabilidades, por eso, ¿qué mejor que comprometernos con aquello que más nos gusta? Nada mejor que levantarse en las mañanas y hacer aquello que nos llena de orgullo y satisfacción.

Si sigues todos o algunos de estos consejos de seguro tu rutina diaria va a cambiar y tu nivel de estrés va a ser menor. Recuerda la vida es una y es para vivirla de la mejor manera posible.

Comments for this post are closed.